SIGUENOS EN


UNA GESTIÓN MEMORABLE

EL SERVICIO A LA COMUNIDAD, es lo que asumimos al momento en que se nos designó Gobernador provincial, trabajo que desempeñamos durante cuatro años con honestidad y equidad en la provincia María Trinidad Sánchez, cumpliendo con la visión y el enfoque del excelentísimo Señor Presidente de la República, Doctor Leonel Fernández Reyna.

Fruto de esto, el mismo pueblo al cual nos debemos, tomó la decisión de elegirnos como su representante en la Cámara Alta, convirtiéndonos en el primer senador del PLD en la provincia María Trinidad Sánchez, lo que nos compromete a mantener nuestra entrega al trabajo, para lograr el cumplimiento de los objetivos de desarrollo y crecimiento de nuestra sociedad.

Mi propósito es darle a nuestra gente la oportunidad que se merece, con más apoyo a la formación y preparación; presentar los proyectos que sean más beneficiosos para la  expansión y ensanchamiento de nuestra nación. Como dijo en una ocasión el gran Cicerón: “La ley suprema es el bien del pueblo”.

Dignidad, justicia y honor son valores que implementamos diariamente al darle la cara a las necesidades. Cuando el pueblo tiene la oportunidad de estar frente a frente a sus funcionarios; expresarle su sentir y ver como con una intención y actitud positiva son recibidos y este siente el calor humano que ha buscado en sus representantes.

Reconociendo que todos los triunfos obtenidos no son nuestros, sino del pueblo a quien humildemente representamos como Senador de la provincia María Trinidad Sánchez. Sin dejar fuera a Dios, aquel que teje nuestro destino y al cual le pedimos salud, fortaleza y sabiduría, para dar el máximo y de esa manera seguir siendo un legislador que luche a favor de las mejores decisiones que contribuyan al progreso de la nación.

Gracias a todos los que han hecho suya nuestra visión y acuñaron el deseo masivo de nuestra comunidad; que me permita Dios poder seguir cumpliendo con la encomienda dada por mi pueblo.


Dios bendiga la República Dominicana.